EL PALACIO DEL SUELO.

Estando ahí no es difícil fantasear y tramar historias en la mente; los rostros de los comerciantes se confunden en la imaginación.
Así se danza en “El Salado”

Cualquier clase de gente se encuentra en las calles. La señora sumamente humilde, el anciano, el padre de familia. Gente clasemediera y mucha de clase baja. Una señora mayor de cabellos rubios y ropa roída por el tiempo coloca baratijas en una manta sobre el suelo: unos tres teléfonos celulares obsoletos, y algunos juguetes usados: figuritas de luchadores, carritos y barbies mugrientas desgreñadas. Uno de los tantos desolados puestos. danzante,aztec,old,mexico